Logo Loading

Un total de 32.098.127 kilos de uva de vinificación se han cosechado en el marco protegido de la D.O.P. Alicante. Cifra que representa un 5,26% más que el pasado año.

La cosecha viene marcada por la presencia de las lluvias que asolaron la provincia, especialmente en el sur, en la primera quincena de septiembre; pero que milagrosamente, no afectaron para mal a las comarcas productoras de vino, manifiestan desde la Denominación. Entre el Vinalopó medio y alto, los puntos con más lluvia recogieron cerca de 80 litros por metros cuadrados pero no afectaron a la calidad de los frutos. Antes al contrario, la maduración lenta del verano y el excelente vigor de las plantas, junto a los aires y secados rápidos, permitieron una alta calidad de maduración de la principal variedad que además es más tardía: la monastrell. De hecho el grado baumé medio ha sido de 13,38º, un 0,10 más que la anterior vendimia.

El presidente del Consejo Regulador, Antonio Miguel Navarro, ha manifestado “las grandes posibilidades que ofrece esta cosecha para blancos y tintos y el bonito trabajo que presenta para los enólogos”, aunque no deja de marcar que “será una campaña marcada por la solidaridad con los vecinos de la Vega Baja del Segura”.

La vendimia en la D.O.P. Alicante comenzó a mitad de julio y se prolongó hasta finales de octubre.

Deja tuComment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *