Logo Loading

El acuerdo entre ambas entidades fija líneas de trabajo comunes en ámbitos como la comunicación, la formación, la compensación de CO2 o la economía circular a través del tapón.

La Federación Española del Vino (FEV) y el Instituto Catalán del Corcho han firmado el 11 de diciembre un convenio de colaboración que se materializará en distintas actuaciones de carácter comunicativo, formativo o científico. La firma se ha producido en la sede de la Federación Española del Vino por parte del director general de la FEV, José Luis Benítez, y del presidente de la Fundación Instituto Catalán del Corcho, Joan J. Puig.

Según José Luis Benítez, el convenio “pone de manifiesto las sinergias que naturalmente existen entre ambos sectores en cuestiones como la sostenibilidad en un sentido amplio, el fomento de la economía circular, la innovación y la búsqueda de la excelencia”. Para Joan. J. Puig, “este acuerdo es una gran oportunidad para que el sector corchero y el vitivinícola sumen esfuerzos y trabajen para alcanzar sus objetivos compartidos”.

Líneas de colaboración

El acuerdo de colaboración establece que ambas partes se apoyarán en cuestiones como la difusión de la importancia de las normas UNE referentes al tapón de corcho así como en la comunicación de cuestiones relacionadas con la cultura del vino y sus implicaciones positivas, por ejemplo, en la fijación de empleo rural y sostenibilidad.

En materia de formación, el convenio abre la puerta a diseñar e impartir formación on-line o presencial, participar en jornadas técnicas sobre buenas prácticas de embotellamiento o controles de calidad y puntos clave en el proceso de embotellado, entre otros.

Las partes también podrán colaborar en iniciativas relacionadas con la reutilización de residuos y economía circular a través del tapón de corcho o participar en proyectos de compensación de CO2.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.