Logo Loading

El Préstamo Vendimia se puso en marcha en 2020, delante de las dificultades derivadas de la pandemia por la covid-19, para financiar también el capital circulante destinado a cubrir los costes de la uva de producción propia de cada bodega. El conselleiro José González destacó además las posibilidades que ofrecerá la futura Ley de recuperación de la tierra agraria para facilitar superficie suficiente a los productores interesados en disponer de ella, también en el sector vitivinícola.

La Xunta renovará en 2021 el “préstamo vendimia”, un instrumento financiero puesto en marcha por el Gobierno gallego para facilitar que las bodegas puedan comprar la totalidad de la uva de la cosecha en condiciones normales de mercado. Además, esta herramienta también sirve para financiar el capital circulante destinado a cubrir los costes de la uva de producción propia de cada bodega. Así lo destacó el pasado 15 de enero el conselleiro del Medio Rural, José González, durante su visita a la bodega Martín Códax, en la que acompañó al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

Esta iniciativa forma parte de una línea de financiación impulsada por la Xunta para ayudar a los autónomos, microempresas y pymes más afectados por la covid-19 y da cumplimiento al Plan de reactivación y dinamización de la Consellería de Medio Rural. Así, con el objetivo de garantizar el futuro del sector del vino de nuestra comunidad, estos préstamos ofrecen unas condiciones muy ventajosas en lo que se refiere al coste financiero y al plazo de devolución.

Estos préstamos quedan garantizados en el marco del Programa de Desarrollo Rural de Galicia 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (Feader). La garantía consiguió en 2020 los seis millones de euros para cubrir posibles impagos y además se reservaron otros seis millones con vistas a renovar el instrumento el próximo año, algo que ahora confirmó el conselleiro.

Ley de recuperación de la tierra

El titular de Medio Rural enmarcó esta iniciativa en el “firme compromiso de la Xunta con este ámbito productivo clave de nuestro rural”. En esta línea, recordó además las posibilidades de desarrollo que se abren con iniciativas normativas en marcha, como la futura Ley de recuperación de la tierra agraria de Galicia, que recientemente inició su tramitación en el Parlamento.

Este texto legal facilitará, según González, la consecución de superficie suficiente a los interesados en disponer de ella, con el consiguiente ahorro de los costes de producción. Será, añadió el conselleiro, a través de herramientas como las aldeas modelo, las agrupaciones de gestión conjunta o los polígonos agroforestales. Precisamente, en relación con esta última figura, el conselleiro señaló que se contemplan superficies mínimas en función del cultivo que se vaya a llevar a cabo en cada zona.

Por otra parte, en este contexto de apoyo al sector, el conselleiro recordó también que acaban de convocarse ayudas por importe de 3,65 millones de euros para fomentar la elaboración y comercialización de productos vitivinícolas a lo largo del bienio 2021-2022, unas aportaciones de las que -destacó- pueden beneficiarse bodegas, organizaciones de productores, asociaciones y organizaciones profesionales.

Entre los objetivos que persiguen estas subvenciones se encuentran los de fomentar la agrupación de los primeros eslabones de la cadena alimentaria, impulsar los procesos sostenibles desde el punto de vista ambiental o promover la innovación y el incremento de la dimensión empresarial del sector.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.