Logo Loading

La meteorología registrada durante los meses de confinamiento afectará para bien a la Denominación de Origen Almansa, que espera tener una buena cosecha de cara a la próxima vendimia que comenzará durante los meses de septiembre y octubre: “los vinos de esta añada pueden ser irrepetibles por las condiciones climáticas registradas este año”, manifiesta Adolfo Cano.

Las lluvias que tuvieron lugar durante los meses de marzo y abril, seguidas de las últimas semanas en las que está empezando a subir la temperatura con días de calor, hace que se reúnan todos los requisitos para prever una excelente cosecha en la zona de producción de la Denominación de Origen Almansa. En estos momentos, y por lo general, los viñedos tienen mucha uva y reservas, además de disponer de abundante vegetación, con bastante hoja y sarmiento. Todo ello hace que las viñas tengan mayor acidez y estén mejor preparadas para la recogida prevista. Por lo tanto, se espera que los vinos resultantes de la vendimia sean bastante equilibrados, con buena acidez y con excelente maduración.

Adolfo Cano, presidente de nuestra Denominación de Origen Almansa, reconoce que este 2020 “las perspectivas son mucho mejores que las de años anteriores”, en una cosecha que se espera que comience “para el 20 de agosto en la variedad de blanco y la de tinto un poco más adelante, sobre el 15 de septiembre”.

Deja tuComment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *