Logo Loading

Las ventas de contra etiquetas en la Denominación de Origen Toro entre el 1 de enero y el 30 de junio de 2021 han aumentado un 8% con respecto al mismo periodo del año anterior, determinado fundamentalmente por la calidad de los vinos y la confianza que los consumidores depositan en nuestros vinos, según el presidente de la D.O., Felipe Nalda.

Del total de 8.577.500 botellas comercializadas hasta el mes de junio, 3.180.000 botellas se corresponden a las gamas de joven, ocupando 2.897.500 botellas el tinto joven. La gama de roble, que posee unos datos de 4.562.500 botellas comercializadas en la mitad de este 2021, vuelve a posicionarse como el tipo de vino más demandado por los consumidores que experimenta un mayor crecimiento respecto al periodo anterior cercano al 14%.

Felipe Nalda, presidente de la D.O. Toro asegura que “desde el Consejo Regulador nos mantenemos prudentes con estas cifras, pero confiamos en poder continuar este crecimiento exponencial que Toro viene experimentando en los últimos años.”

Además, Nalda ha puesto en valor la grandísima calidad de los vinos de Toro y el incremento registrado que va acompañado de una estabilidad en cuanto al número de bodegas y hectáreas de viñedo registradas, algo que demuestra que el interés por Toro y su Denominación de Origen no deja de crecer. Los esfuerzos de las bodegas, viticultores y del propio Consejo Regulador a lo largo del tiempo y durante este año han logrado posicionar y dar a conocer al público los excelentes vinos que se hacen en Toro, abalando estas cifras.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.