Logo Loading

El barómetro ‘Los momentos de consumo dentro y fuera del hogar’, de AECOC Shopperview, indica que un 29% de los consumidores almuerza en restaurantes al menos una vez a la semana, lo que supone un crecimiento de seis puntos sobre el dato de marzo, pero sigue lejos del 35% que lo hacía antes de la crisis sanitaria. El 77% de los encuestados afirma que cocina en casa prácticamente todos los días con el objetivo de comer saludable, compartir tiempo con la familia y amigos o para contener sus gastos. La mayoría de consumidores han vuelto a bares y restaurantes, aunque lo hacen con menos frecuencia que antes del COVID-19.

Tras el impacto sufrido por las restricciones sanitarias y el auge del teletrabajo, el menú de mediodía se recupera como opción de consumo para los españoles, aunque sigue lejos de los niveles anteriores a la pandemia. Así́ lo muestra el informe ‘Los momentos de consumo dentro y fuera del hogar’, de AECOC Shopperview’, que indica que el 29% de los consumidores opta por las fórmulas de mediodía de bares y restaurantes al menos una vez por semana. La cifra supone un crecimiento de seis puntos sobre el dato registrado en marzo, pero aún queda lejos del 35%que almorzaba fuera de casa antes de la pandemia.

De hecho, los efectos de la pandemia siguen notándose sobre los hábitos de los consumidores. El 77% de los encuestados afirma que cocina prácticamente todos los días en casa y citan la salud, la posibilidad de compartir tiempo con familia y amigos y el ahorro como los principales motivos para este consumo doméstico.

Los datos del informe apuntan a que esta tendencia se mantendrá́. El 45% asegura que ahora compra productos de alimentación para replicar platos que antes comía en restaurantes, y el 22% dice que tiene previsto gastar más en los próximos meses en alimentos para cocinar en casa.

Vuelta a bares y restaurantes

El barómetro de AECOC Shopperview también da buenas noticias para el sector de la hostelería. El 87% de los consumidores ha vuelto a los bares y restaurantes. Los españoles vuelven a llenar los locales de restauración, pero lo hacen con menos frecuencia que antes: el 31% sale a comer fuera de casa al menos una vez por semana, mientras que antes de la pandemia lo hacía el 65% de los encuestados.

“El consumidor empieza a recuperar los hábitos anteriores a la pandemia y vuelve a estar dispuesto a regresar a los bares y restaurantes. Aun así́, la crisis sanitaria ha consolidado un consumo más hogareño y los usuarios optan por salir en ocasiones especiales o para darse un capricho, por lo que es más selectivo en su elección”, explica la gerente del área de estrategia comercial y marketing de AECOC, Rosario Pedrosa.

Preguntados por los motivos de esta caída en la frecuencia, los consumidores citan el miedo al contagio, la contención del gasto y los cambios que se han producido en la experiencia a causa de las restricciones como principales motivos. Aun así́, el 77% considera importante seguir con los protocolos sanitarios y de higiene actuales.

A pesar de estas precauciones, la predisposición al gasto en la alimentación fuera del hogar crece. Actualmente, el 54% gasta menos en bares y restaurantes que antes de la crisis sanitaria, un dato notablemente mejor que el 72% que coincidía con esta afirmación en marzo.

Impulso del delivery y de los platos preparados

Entre las opciones de alimentación que están saliendo reforzadas de la crisis sanitaria hay que citar el delivery y los platos preparados. El 32% de los consumidores afirma que consume platos preparados de supermercado al menos una vez por semana, y el 10% asegura que hoy gasta más que antes del COVID-19 en este formato. Los principales motivos para acudir a los conocidos mercaurantes son la posibilidad de comer algo rápido, por capricho, para momentos en que el consumidor come solo o para acceder a algún plato en concreto.

En cuanto al delivery, el 23% de los españoles ha incorporado la rutina de pedir comida a domicilio semanalmente, ya sea para darse un capricho, para disfrutar de sus platos favoritos, para sociabilizar o para comer algo rápido. El informe también muestra que el 25% de consumidores nunca opta por el delivery o el take away, lo que supone una oportunidad de crecimiento para los operadores del sector.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.