Logo Loading

“Los nuevos escenarios energéticos es uno de los temas más relevantes en el ámbito de la industria vitivinícola y Mercados del Vino y la Distribución no podía ser ajena a ello por la enorme repercusión que tiene en el sector, de ahí la necesidad de crear un espacio de debate sobre las oportunidades de las bodegas para hacer de sus instalaciones lugares de generación y ahorro energético”.

Estás han sido las palabras de Mónica Muñoz, presidente de Mercados del Vino y la Distribución, que han servido de introducción al desayuno-debate sobre los Nuevos escenarios energéticos: el vino y la sostenibilidad, que ha contado con expertos de la Administración y del sector energético y que se ha  celebrado en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, y que se ha podido seguir en tiempo real por YouTube.

En la mesa-coloquio, y junto a Mónica Muñoz Blanco, moderadora del acto, han participado David García Herce, director de Brener Energy Brokers; Emilio Cuellar, socio de Alfatec y consultor técnico, y Leonor de Castro Dolado, subdirectora adjunta de Frutas y Hortalizas y Vitivinicultura de la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. El acto ha sido clausurado por José Herrero Velasco, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de
Agricultura, Pesca y Alimentación.
El primero en tomar la palabra ha sido David García, cuya empresa, una consultoría energética, está especializada en la compra de gas y electricidad para las empresas y que asesora a más de 200 bodegas y empresas del sector vitivinícola a nivel nacional. Según
David García, “nos centramos mucho en apagar la luz y consumir menos, pero luego, lo que es la compra, la decisión de fijar un precio y de negociar ese precio lo tenemos más abandonado. Las empresas tienen una carencia de información y de lo que se puede
llegar a hacer en la contratación de la electricidad con las 500 comercializadoras eléctricas autorizadas por el Ministerio de Industria que hay en España, no solo existen las cinco grandes”.

El objetivo de García Herce es formar a sus clientes basándose en seis puntos esenciales: Formación en los mercados energéticos, Estrategia de compra de energía, Participación en compras grupales, Optimización de suministro y control técnico, Seguimiento
y control de los mercados energéticos y Servicio de telemedida (control de consumo). Para ello es fundamental el día a día con los clientes y cómo controlar el precio de la electricidad de cara al consumidor.
“Para una bodega es primordial saber comprar electricidad en un momento adecuado. Cualquier cierre de precio o nueva contratación no garantiza una estabilidad de precio total. La incertidumbre regulatoria es máxima en estos momentos y la intervención de la Unión Europea puede no ser la deseada ni se sabe que consecuencias implicará”, aseguró David García, para continuar explicando que 2ya no existe un precio caro o barato. La
dificultad está en la poca disponibilidad existente de ofertas y en lo que es aceptable o no para cada empresa, dependiendo del peso del coste energético que tenga y de la posibilidad de trasladar estos costes a sus clientes”.
Para finalizar indicó que el futuro pasa por un desplazamiento de los consumos, la necesidad de conocer nuestra forma de consumir para tomar decisiones eficaces, la eliminación de consumos mediante la instalación de fotovoltaica y la reducción de consumos mediante la implantación de acciones correctoras.
Posteriormente, el turno de intervención fue para Emilio Cuellar quien afirmó que “el equilibrio de una empresa que asegura las necesidades del presente sin comprometer las necesidades de futuras generaciones es lo que Alfatec entiende por sostenibilidad”.
El 98% del negocio de Alfatec proviene de proyectos vinícolas, su diferenciación se encuentra, según Emilio Cuellar en “el profundo conocimiento de la cadena de valor, desde la viña hasta la repercusión del producto final en el mercado”.
En palabras de Emilio Cuellar, cuatro son las líneas de servicio independientes y, al mismo tiempo, entrelazadas en las que trabaja Alfatec: Ingeniería y arquitectura, creando espacios y procesos funcionales para la mejor elaboración y comercialización de los
vinos; Consultoría técnica, para ayudar a conseguir un mejor desarrollo del viñedo y bodega; consultoría de negocio, ayudando a diseñar estrategias de negocio y aportando soluciones tanto a nivel de gestión como de márketing, y Servicios de valor añadido,
mejorando el control de los procesos e instalaciones de la bodega, aumentando su eficiencia y ahorrando en los costes operativos.
Para Cuellar, “es importante disminuir los gases invernaderos emitidos en el ciclo de vida del vino por concienciación, interés económico, imagen y por la legislación”. Además, definió en siete apartados el eje estratégico directamente relacionado con la sostenibilidad en la enología: Emplazamiento, Dimensionamiento, Lay out, Edificación, Tecnología, energía e Información.
Por su parte, Leonor de Castro Dolado realizó una introducción repasando los aspectos generales de la nueva PAC 2023-2027, indicando que “su objetivo transversal es modernizar el sector agrario a través del conocimiento, la innovación y la digitalización
en las zonas rurales”. Según Leonor de Castro, “el objetivo es tratar de garantizar que se alcancen las metas previstas para satisfacer las necesidades existentes. El presupuesto del PAC es de 47.724 millones de euros y se destinará a ayudas directas, intervenciones
sectoriales e intervenciones de desarrollo rural”.
El sector vitivinícola mantiene su especificidad en la nueva PAC, pasando del reglamento OCMA al reglamento PEPAC, con un presupuesto anual de 202,147 millones de euros. Según Leonor de Castro, los objetivos españoles para el sector vitivinícola son, entre
otros, mejorar la sostenibilidad económica y la competitividad de los productores del vino, adaptación al cambio climático y a su mitigación y a la mejora de la sostenibilidad de los sistemas de producción, mejorar el rendimiento de las empresas vitivinícolas de
la unión, restablecer el equilibrio de la oferta y la demanda en el mercado vitivinícola, mantener el uso de los subproductos de la vinificación y mejorar la competitividad de los productos vitivinícolas de la Unión en terceros países.
Leonor de Castro ha asegurado que, “los tipos de intervención elegidos por España para cumplir con los objetivos marcados son: reestructuración y reconversión de viñedos, inversiones en activos materiales e inmateriales en instalaciones de transformación,
cosecha en verde, destilación de subproductos de la vinificación y promoción y comunicación realizada en terceros países”. El PAC también recoge la reestructuración y reconversión de los viñedos para incrementar la competitividad de las explotaciones de viñedo, adaptar el cultivo del viñedo al cambio climático y hacerlo medioambientalmente más sostenible.
El acto fue clausurado por José Herrero Velasco, director general de la Industria Alimentaria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para quien el vino “es un alimento que forma parte de nuestra cultura, de nuestra dieta mediterránea y forma parte de ese conjunto que son los Alimentos de España, que estamos defendiendo a través de la campaña El país más rico del mundo”.
Según Herrera Velasco, con esta campaña se pretende que “el consumidor cuando beba una copa de vino piense que detrás de esa copa de vino hay un trabajo y un esfuerzo de una industria vitivinícola que ha hecho posible una innovación y ha hecho posible
el trabajo de la sostenibilidad. Sostenibilidad que se sostiene en tres pilares: ambiental, económica y social”.
Indicó que es muy importante mirar no solo el mercado nacional sino salir a conquistar el mercado internacional, donde España esta ganando posiciones en cuanto a las exportaciones, el 60% de lo que produce el sector agroalimentario se está exportando y así
tiene que ser también en el sector vitivinícola. Apuntó que “el reto que tenemos todos es seguir aumentando el valor de lo que exportamos y no exportar tanto en cantidad como exportar con más valor añadido. En definitiva, generar valor, siendo el elemento más
importante no destruir valor en la cadena alimentaria, que no se produzcan ventas a pérdidas, garantizar los costes de producción a cada uno de los eslabones e esa cadena alimentaria y la lucha contra el desperdicio alimentario (un tercio de los alimentos que se
producen en el mundo se desperdician)”.
Para finalizar, mando un mensaje positivo y optimista de cara al futuro, señalando que el sector vitivinícola es un sector ganador con mucho que decir al mundo, aunque actualmente el coste de laenergía esté trastocando las cuentas de resultados de muchas empresas.

Enlace ponencia Reforma de la PAC en el sector vitivinícol

https://mercadosdelvino.com/wp-content/uploads/2022/11/221124-Reforma-de-la-PAC-en-el-sector-vitivinícola_Jornada-MVD-24-noviembre-2022.pdf

Enlace ponencia La Sostenibilidad en las bodegas

https://mercadosdelvino.com/wp-content/uploads/2022/11/Presentacion-221124.pdf

Enlace ponencia Nuevos escenarios energéticos

https://mercadosdelvino.com/wp-content/uploads/2022/11/presentacion-BRENER-MVD.pdf

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.