Logo Loading

El colectivo cooperativo agrario riojano es rotundo en cuanto a la inviabilidad del proyecto de cara salvaguardar de forma correcta el paisaje y actividad agraria de la región. Si el objetivo del Gobierno autonómico es conseguir una correcta salvaguarda de nuestro sector, debe de abandonar este proyecto de inmediato y estudiar alternativas que se desmarquen totalmente del mismo. 

Recientemente se ha hecho pública la nueva propuesta del Gobierno autonómico de la Rioja relativa al trazado del proyecto de alta velocidad ferroviaria en La Rioja Alta. Dicho trazado, que ha ido viviendo diversas modificaciones a lo largo de los últimos años, propone un itinerario que supondría partir del sur de la capital riojana, incomprensiblemente pasando por barrios de viviendas habitadas, seguiría por la Grajera, iría pegado a la Autovía del Camino de Santiago (A-12) hasta llegar al municipio de Nájera donde se iría desviando poco a poco hacía el Norte cruzando una buena parte de Rioja Alta hasta finalmente alcanzar la Comunidad de Castilla y León para finalizar su recorrido en Pancorbo.

Ahondando de forma más detenida en el proyecto y en la evolución de las propuestas de trazado a lo largo de estos últimos años, el colectivo cooperativo agrario riojano es rotundo en cuanto a la inviabilidad del proyecto de cara a salvaguardar de forma correcta el paisaje y actividad agraria de la región. En este sentido, el presidente de FECOAR, Fernando Ezquerro, señala: “el riesgo que supone este proyecto es considerable. Hablamos de importantes agresiones a extensas zonas de cultivo agrario de muchos de nuestros socios de cooperativas y de agricultores en general, que no solo se traducirían en un daño irreparable a gran parte de nuestro paisaje sino en la rentabilidad de muchas de nuestras explotaciones.”

Por ello desde el colectivo cooperativo riojano, consideran que se debe de abandonar de inmediato este proyecto teniendo en cuenta que si se quiere completar una conexión férrea más eficiente con los principales ejes de AVE dentro del corredor Cantábrico-Mediterráneo, existen otras posibilidades que permitirían un impacto mucho más reducido en la actividad agraria de nuestra región. Así, profundiza el presidente de FECOAR “el debate no debe centrarse entre una propuesta de trazado u otra, ya que cualquiera de ellas acabaría sistemáticamente generando un grave perjuicio para los intereses agrarios de nuestra región. No debemos olvidar que en nuestra CA contamos actualmente con una línea férrea cuyas prestaciones se pueden seguir mejorando sin tener que poner en marcha este proyecto tan colosal.”

Concluye el presidente, “si el objetivo del Gobierno autonómico es conseguir una correcta salvaguarda de nuestro sector, debe de abandonar este proyecto de inmediato y estudiar alternativas que se desmarquen totalmente del mismo”.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.