Logo Loading

La personalización, la sostenibilidad y la flexibilidad son las nuevas tendencias en los supermercados cuyo objetivo es satisfacer las demandas de los consumidores, aumentando su fidelidad hacia los supermercados que las emplean, según publica Shopopop.

Shopopop, referente europeo de entregas colaborativas a domicilio, con presencia en 7 siete países, analiza las tendencias en las entregas de última milla, en las que la rapidez, la sostenibilidad y la flexibilidad se posicionan como clave para aumentar la fidelidad de los comerciantes a la hora de integrar a la plataforma de entregas en su servicio de delivery.

En este sentido, para los supermercados, campo en el que Shopopop mantiene su mayor expertise, la plataforma ha analizado las tres tendencias de entregas colaborativas de última milla, que están siendo claves para que estos puedan ampliar sus servicios de delivery, a la vez que apoyan a la comunidad en la que operan:

Personalización: cuando un Shopper acepta un pedido, la experiencia se personaliza, algo que no ocurre cuando las entregas las realizan operadores masivos de delivery. En este sentido, el repartidor privado colabora con el vecino que recibe los productos, contribuyendo a que se faciliten las relaciones entre comunidades. Esto favorece que los supermercados, sobre todo los asentados en barrios elijan el reparto colaborativo para posicionarse como entes comprometidos con el entorno social en el que realizan su actividad.

Sostenibilidad: al tratarse de trayectos ya previstos en la vida diaria de los Shoppers, se contribuye a la reducción de las emisiones de CO2 de los vehículos de reparto. Así, los supermercados adheridos a Shopopop colaboran con el medio ambiente aumentando la eficiencia e implicándose con el impacto ambiental. De esta manera, se aumenta la fidelización de las comunidades, quienes valoran positivamente las entidades comprometidas con temas ambientales.

Flexibilidad: los supermercados cuentan con facilidades para implementar la plataforma de entrega colaborativa en su negocio, ya que se eliminan barreras como la inversión económica que supone colaborar con un operador de delivery. Además, se pueden flexibilizar las entregas ajustándose a las demandas de los clientes de los clomercios, no teniéndose que limitar a unos slots disponibles o a unas rutas predetermindas.

El modelo de Shopopop se basa en el crowdshipping, una rama de la economía colaborativa aplicada a la mensajería que consiste en aprovechar el viaje de una persona para que lleve un paquete, desde los puntos de venta asociados con la plataforma y reciben una compensación económica a cambio a otra que se encuentra en su camino.

La plataforma trabaja a nivel europeo con diferentes tipos de puntos de venta: supermercados, tiendas especializadas (floristerías, tiendas de vino, parafarmacias y perfumerías), y también con comercios independientes.

El modelo Shopopop: ya disponible en Valencia y Alicante

La plataforma llega a Valencia y Alicante para hacer que las entregas a domicilio sean más flexibles, asequibles y sostenibles. En apenas cuatro meses en Madrid, han realizado más de 1.000 envíos y cuentan con 70 tiendas asociadas. Su plan de expansión incluye nuevas regiones en los próximos meses.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.