Logo Loading

La Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana ha aprobado las primeras ayudas para la replantación de parcelas afectadas por la Xylella fastidiosa, cuyos cultivos se hayan destruido en cumplimiento de las medidas de control y erradicación establecidas por la Unión Europea para frenar la expansión de la plaga. El olivo una de las especies contempladas en las ayudas.

El porcentaje de las ayudas podrá alcanzar el 100% de la inversión subvencionable solicitada que va desde los 450 hasta los 6.000 euros por hectárea en función del concepto. En este sentido la ayuda no solo cubre la plantación, sino que se extiende también a las labores preparatorias del terreno, las infraestructuras de riego, las estructuras de soporte o los sistemas de protección frente a inclemencias meteorológicas como el granizo.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, y el secretario autonómico de Agricultura, Roger Llanes, han expuesto al sector las bases reguladoras de las ayudas, coincidiendo con la decimocuarta actualización sobre la situación de la Xylella en la Comunitat Valenciana, que se mantiene en el mismo número de municipios y ralentiza significativamente su expansión.

“Estas ayudas para la replantación de las explotaciones agrarias son el punto de partida que alumbra un cambio de paradigma. Entramos en una nueva fase de reconstrucción, de restauración de la tierra y de la actividad”, ha afirmado Mireia Mollà.

Las especies vegetales autorizadas para la plantación comprenden el olivo, así como toda especie vegetal no sensible a la Xylella. El visto bueno a la replantación de especies resistentes a la bacteria fue una de las novedades que trajo consigo el cambio de la normativa europea. Una demanda que, tras acordarse, permitió recortar a la mitad el área tampón y el radio de erradicación salvando así más de 200.000 almendros.

La apertura de una nueva fase viene avalada, además, por los avances “esperanzadores” de la investigación que trabaja sobre una posible solución a la enfermedad. Un proyecto encabezado por el prestigioso investigador de la Universidad de Alicante, Francis Mójica, que en sus informes preliminares reconoce que, en una primera aproximación, “la incorporación de un factor de vacunación o curación (como las moléculas activas identificadas) permitiría mejorar las medidas de erradicación de la bacteria”.

Los datos extraídos del nuevo informe sobre la plaga indican un ligero incremento de la superficie afectada del 0,26% que mantiene el descenso en el ritmo de expansión; 350 hectáreas que se corresponden con los 584 positivos detectados en esta decimocuarta actualización y el radio de 50 metros alrededor de los mismos.

El grueso de los positivos es de almendro, aunque aparece una nueve especie hospedante en la Comunitat, concretamente el Asparagus acutifolius (esparraguera de monte) con un único caso detectado.

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *