Logo Loading

El ministro Luis Planas ha comparecido el 31 de marzo en el Congreso de los Diputados para solicitar la convalidación del Real Decreto-Ley por el que se adoptan medidas urgentes de apoyo al sector agrario por causa de la sequía, aprobado en Consejo de ministros el pasado 15 de marzo. Las ayudas se estiman en 450 millones de euros.

En su intervención, el ministro ha asegurado que el sector primario “es una prioridad para este Gobierno”, al que siempre acompaña con medidas de apoyo en momentos de dificultad, como sucedió durante la crisis sanitaria de la COVID-19 y ahora para hacer frente a los efectos de la sequía, situación que se ha visto agravada por el incremento de los costes de las materias primas y los efectos de la invasión rusa de Ucrania.

Según ha detallado, este real decreto-ley contiene un potente paquete de medidas coyunturales, estimado en unos 450 millones de euros, en los ámbitos fiscal, laboral, financiero e hidrológico, con el fin de contribuir al mantenimiento de la rentabilidad y sostenibilidad de las explotaciones agrarias.

Entre estas iniciativas se van a introducir medidas en materia de empleo, Seguridad Social y de naturaleza tributaria, así como la exención de las cuotas del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de naturaleza rústica para los productores agrarios.

Destaca la reducción del 20 % del rendimiento neto para las actividades agrícolas y ganaderas que tributan en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por el método de estimación objetiva (módulos), del que se beneficiarán más de 918.000 productores o la reducción del número de jornadas (peonadas) para que los trabajadores eventuales agrarios puedan acogerse al subsidio y renta agraria.

También se va a incrementar en 11 millones de euros la dotación de los seguros agrarios para aumentar su efectividad en un contexto de cambio climático. Asimismo, se pondrá a disposición de los operadores agrarios una línea de ayuda “Línea ICO MAPA SAECA”, presupuestada en 10 millones de euros, y una línea de financiación de 2,7 millones de euros en relación con la financiación de avales en explotaciones agrarias. También la flexibilización de las condiciones de aplicación de la Política Agraria Común (PAC), con la norma ya publicada para el aprovechamiento de barbechos.

De igual forma, Planas ha detallado las medidas en materia de sequía en las cuencas hidrográficas del Guadalquivir y del Guadiana, por ser las más afectadas. Se trata de medidas temporales que permitirán incrementar los recursos hasta que los niveles de las reservas mejoren. Estas medidas buscan alcanzar un equilibrio entre los aprovechamientos y la protección de las masas de agua y los ecosistemas. Entre ellas, se aprueba la exención del canon de regulación y de la tarifa de utilización del agua de manera temporal.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.