Logo Loading

El pasado 8 de febrero tuvo lugar el primer workshop del proyecto COPPEREPLACE para dar a conocer algunos de los avances técnicos conseguidos hasta la fecha. Este workshop, organizado por la Plataforma Tecnológica del Vino junto con CREDA, reunió así algunos de los miembros de la red de stakeholders, que se ha creado en el marco del proyecto con el objetivo de maximizar el impacto de sus resultados.

La jornada comenzó con una presentación del proyecto COPPEREPLACE, que avanza según su plan de trabajo para reducir de manera significativa el uso de cobre en viticultura, así como su impacto medioambiental. Para ello, trece entidades españolas, francesas y portuguesas se han aliado en este proyecto financiado por el Programa Interreg Sudoe.

A continuación, el workshop se centró en dar a conocer y evaluar dos de las principales actividades técnicas del proyecto: pruebas y aplicación de productos emergentes para sustituir al cobre como agente de control de enfermedades en el viñedo y desarrollo de estrategias de gestión vitícola para optimizar la distribución de productos fitosanitarios por medio de sistemas de pulverización. Asimismo, los expertos de la red de conocimiento pudieron aportar sus conocimientos e ideas en este sentido.

Entre los resultados más relevantes hasta la fecha, se han identificado el Vicure, Glucosei y Asfositol como las opciones más interesantes y prometedoras como alternativas al uso del cobre. Actualmente, el IFV se encuentra realizando pruebas en laboratorio para examinar y comparar dichos productos y, concluida esta fase de análisis, se llevaran a cabo ensayos a diferentes escalas para definir distintos protocolos y niveles de escalado de los mismos, tal y como se establece en el pan de actividades del GT1.

Otro gran avance técnico, en el marco del GT3 de COPPEREPLACE ha sido la patente del uso de microcápsulas para la distribución de fitosanitarios. Se ha observado que la deposición de las diferentes formulaciones sobre papel de filtro es de un 30-40% mayor en todos los casos, en comparación con una aplicación de cobre tradicional.

El proyecto pone además el foco en el análisis de los suelos. El GT2, ha avanzado así́ en una caracterización general en 10 suelos diferentes, realizando experimentos de lixiviación y biodisponibilidad de cobre. Los resultados apuntan a que el pH del suelo es uno de los principales factores responsables de la biodisponibilidad de cobre.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.