Logo Loading

La Comisión Europea ha adoptado el 19 de octubre una Comunicación que hace balance de los cambios en las circunstancias de la gobernanza económica a raíz de la crisis de la COVID-19 y reactiva el debate público sobre la revisión del marco de gobernanza económica de la UE. La Comisión Europea invita a los ciudadanos, las organizaciones y las autoridades públicas a que presenten sus contribuciones no más tarde del 31 de diciembre de 2021. A continuación publicamos la nota de prensa emitida por la Comisión Europea.La Comunicación da seguimiento al compromiso contraído por la presidenta von der Leyen en su discurso sobre el estado de la Unión de llegar a un consenso sobre el futuro de la gobernanza económica de la UE. La Comisión había suspendido ese debate público, iniciado en febrero de 2020, para centrar la atención en responder a las repercusiones económicas y sociales de la pandemia de COVID

Valdis Dombrovskis, vicepresidente ejecutivo responsable de Una Economía al Servicio de las Personas, ha señalado: “Se empiezan a calmar las aguas en Europa tras la turbulencia de la pandemia. Gracias a nuestra respuesta coordinada y enérgica, estamos superando las expectativas de crecimiento. Pero la crisis también ha hecho más visibles algunos problemas: aumento del déficit y de la deuda, mayores divergencias y desigualdades y necesidad de aumentar las inversiones. Necesitamos contar con normas de gobernanza económica que puedan abordar de frente esos problemas; por eso hoy ponemos en marcha un debate público. Queremos oír opiniones e ideas y lograr el consenso y la implicación de los interesados con miras a una supervisión económica eficaz. De este modo podemos conseguir que nuestras sociedades y nuestras economías sean más sostenibles, justas y competitivas, y que estén plenamente preparadas para los desafíos del futuro”.

Paolo Gentiloni, comisario de Economía, ha declarado: “Tras la conmoción sin precedentes sufrida en el último año, la economía de Europa está registrando una sólida recuperación. Ahora debemos asegurar que nuestro futuro crecimiento sea sostenido y sostenible. Estamos reactivando la revisión de nuestra gobernanza económica en un contexto de enormes necesidades de inversión y de una emergencia climática que se agrava año tras año. Al mismo tiempo, el potente apoyo presupuestario prestado durante la pandemia ha elevado los niveles de deuda. Esas dificultades hacen que aún sea más crucial disponer de un marco presupuestario transparente y efectivo. Alcanzar esta meta es nuestra responsabilidad común y es esencial para el futuro de nuestra Unión”.

La reactivación del debate se apoyará tanto en el análisis de la eficacia del marco de supervisión económica presentado en febrero de 2020 como en las lecciones extraídas de la crisis de la COVID-19 que se exponen en la Comunicación adoptada hoy. La Comisión invita a todas las partes interesadas clave a participar en este debate público para llegar a un consenso sobre el futuro del marco de gobernanza económica. Es esencial contar con un marco que pueda apoyar plenamente a los Estados miembros en la labor de paliar las consecuencias económicas y sociales de la pandemia de COVID-19 y abordar los desafíos más acuciantes de la UE.

La Comisión tendrá en cuenta todas las opiniones expresadas en este debate público. En el primer trimestre de 2022 ofrecerá orientaciones en materia de política presupuestaria para el período venidero con el fin de facilitar la coordinación de las políticas presupuestarias y la preparación de los programas de estabilidad y convergencia de los Estados miembros. Esas orientaciones reflejarán la situación económica general, la situación específica de cada Estado miembro y el debate sobre el marco de gobernanza económica. La Comisión proporcionará orientaciones sobre posibles cambios del marco de gobernanza económica a fin de lograr con la suficiente antelación un amplio consenso sobre el camino a seguir, de cara a 2023.

Un nuevo contexto tras la pandemia de COVID-19

Desde su instauración, el marco de gobernanza económica de la UE ha guiado a los Estados miembros en sus esfuerzos por alcanzar sus objetivos de política económica y presupuestaria, coordinar sus políticas económicas, corregir los desequilibrios macroeconómicos y garantizar unas finanzas públicas saneadas. El marco ha ido evolucionando con el tiempo y se han introducido cambios, como los paquetes de seis y de dos medidas legislativas, para dar respuesta a nuevos retos económicos.

Pese a esta evolución persistían algunas debilidades que el marco presupuestario no ha conseguido subsanar de manera efectiva. Al mismo tiempo, el marco se ha vuelto cada vez más complejo. Y a ello se añade que el contexto económico ha cambiado significativamente desde que se adoptaron inicialmente las normas.

Estas y otras dificultades ya eran perceptibles en febrero de 2020, cuando la Comisión presentó su Comunicación sobre la revisión de la gobernanza económica de la UE. Si bien las principales conclusiones de la revisión siguen siendo válidas y pertinentes, las graves repercusiones de la crisis de la COVID-19 resaltan y acentúan aún más los desafíos a los que se enfrenta el marco.

Nuevos desafíos y lecciones extraídas

El debate público sobre la revisión del marco de gobernanza económica deberá tomar en consideración y abordar los temas señalados en la Comunicación de 2020, a saber, cómo podemos asegurar unas finanzas públicas sostenibles, corregir los desequilibrios macroeconómicos y evitar que surjan otros nuevos, simplificar las normas vigentes y reforzar su transparencia, la implicación de los interesados y el control de su cumplimiento.

La revisión del marco de gobernanza económica de la UE también debe reflejar los nuevos retos que ha puesto de relieve la crisis de la COVID-19. Asimismo, podrían extraerse enseñanzas útiles de la satisfactoria respuesta política de la UE a la pandemia, en particular de la gobernanza del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia.

Un debate abierto e integrador

Una participación amplia e integradora que reúna a todas las partes interesadas es crucial para lograr un consenso general sobre el camino que debe seguir el marco de gobernanza económica de la UE. Por tanto, la Comisión invita a las partes interesadas a participar en el debate y expresar sus puntos de vista sobre cómo ha funcionado hasta ahora el marco y sobre las posibles soluciones para reforzar su eficacia. Entre esas partes interesadas figuran las demás instituciones europeas, las autoridades nacionales, los interlocutores sociales y el mundo académico.

El debate tendrá lugar a través de diversos foros, tales como reuniones específicas, talleres y la encuesta en línea que se ha reactivado el 19 de octubre. Se invita a los ciudadanos, las organizaciones y las autoridades públicas a que presenten sus contribuciones no más tarde del 31 de diciembre de 2021.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.