Logo Loading

Louis Roederer ha incorporado a los icónicos viñedos estadounidenses de Diamond Creek a su familia de grandes vinos internacionales. Fundada en 1968 por la familia Brounstein, Diamond Creek es uno de los viñedos más reconocidos de Estados Unidos, siendo una de las pocas bodegas en recibir los preciados 100 puntos de Robert Parker, incluso en su última añada, la 2016.
“La adquisición de Diamond Creek es la continuación de nuestro viaje hacia las grandes denominaciones en el mundo y prueba de nuestro incansable afán por producir grandes vinos con una fuerte identidad familiar”, comenta Frédéric Rouzaud, propietario y director general de Louis Roederer.
“Lo más importante para mi madre y para mí era encontrar el socio adecuado que supiera respetar el legado que ella y Al construyeron durante los últimos 50 años, y que incluso pudiera promoverlo. Frédéric y su familia son las personas adecuadas”, señala Phil Ross, hijo de Boots Brounstein y responsable de los reconocidos viñedos del valle de Napa.
Phil Ross va a continuar en el viñedo, así como el enólogo Phil Steinschriber, con cerca de 30 años de experiencia en Diamond Creek. Asimismo, la mayoría de los empleados, muchos de los cuales llevan décadas en la bodega, también continuarán trabajando allí.

Deja tuComment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *