Logo Loading

La Comisión Europea acoge con satisfacción el acuerdo alcanzado el 31 de octubre del jueves por el Parlamento Europeo y el Consejo para garantizar que a partir de 2035 todos los turismos y furgonetas nuevos matriculados en Europa sean de emisión cero.

Como paso intermedio hacia las emisiones cero, las nuevas normas en materia de CO2 también exigirán que de aquí a 2030 las emisiones medias de los turismos nuevos disminuyan un 55 %, mientras que las furgonetas nuevas deberán disminuir sus emisiones en un 50 %. Este acuerdo constituye el primer paso en la adopción de las propuestas legislativas “Objetivo 55” presentadas por la Comisión en julio de 2021 y demuestra, con vistas a la celebración de la COP27, la aplicación nacional por parte de la UE de sus compromisos internacionales en materia de clima.

Franz Timmermans, vicepresidente ejecutivo para el Pacto Verde Europeo, ha declarado lo siguiente: «El acuerdo envía una señal clara a la industria y a los consumidores: Europa está adoptando la transición hacia una movilidad sin emisiones. Los fabricantes europeos de automóviles ya están demostrando que están dispuestos a asumir su responsabilidad, con la salida al mercado de un número cada vez mayor de coches eléctricos y a precios más asequibles. La rapidez con la que se ha producido este cambio en los últimos años es notable. No es de extrañar que esta sea la primera de todo el paquete de medidas “Objetivo 55” sobre la que los Estados miembros y el Parlamento Europeo hayan llegado a un acuerdo final».

Esta clara señal a los fabricantes y a los ciudadanos acelerará la producción y venta de vehículos de bajas emisiones y de emisión cero y situará el transporte por carretera en una senda firme hacia la neutralidad climática de aquí a 2050. Esta nueva legislación hará que el sistema de transporte de la UE sea más sostenible, proporcionará un aire más limpio a los europeos y marcará un paso importante en la aplicación del Pacto Verde Europeo. Muestra claramente el compromiso de la UE de alcanzar sus objetivos climáticos y evidencia que la guerra de agresión de Rusia en Ucrania no está ralentizando nuestra transición hacia una energía limpia, sino que está acelerando nuestra labor y haciéndonos avanzar más rápidamente para convertirnos en el primer continente climáticamente neutro del mundo de aquí a 2050.

Próximas etapas

El acuerdo provisional alcanzado la pasada noche del jueves requiere ahora la adopción formal del Parlamento y del Consejo. Una vez finalizado este proceso, la nueva legislación se publicará en el Diario Oficial de la Unión Europea y entrará en vigor.

 

 

 

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.