Logo Loading

Cuando se cumplen diez años de la llegada de Familia Torres a Galicia, con la elaboración de su primer albariño Pazo das Bruxas, y cinco de la compra del Pazo Torre Penelas, donde vinifica el vino de alta gama Blanco Granito, la familia bodeguera del Penedès consolida su proyecto vitivinícola en la D.O. Rías Baixas con la adquisición de una nueva bodega en la provincia de Pontevedra.

La bodega está situada en Meaño, a poca distancia del pazo, en el Valle de Salnés, la más conocida de las cinco subzonas que integran la D.O. Se construyó en 1990 y operaba bajo el nombre de Valdamor. Las instalaciones ocupan una superficie de 3.000 metros cuadrados e incluyen las salas de recepción, elaboración y crianza, además de las zonas de embotellado y expediciones. También hay una zona destinada a oficinas y un espacio de cata y de exposición.

Familia Torres tiene previsto adecuar las instalaciones para que entren en funcionamiento esta vendimia, con el objetivo de aumentar gradualmente su producción de albariño ante la creciente demanda de países como Estados Unidos, el principal mercado de exportación de su vino Pazo das Bruxas. La puesta en marcha de la bodega, que dirigirá el enólogo Víctor Cortizo, al frente del proyecto gallego de Familia Torres desde 2017, supondrá la creación de puestos de trabajo locales y la posibilidad de incorporar viticultores de la zona.

Familia Torres cuenta también con la pequeña bodega Pazo Torre Penelas, ubicada en el pazo del mismo nombre, cuya particularidad son los depósitos ovoides de granito para la fermentación y crianza del vino. Además de las 6 hectáreas de viñedo situadas en el recinto del pazo, la bodega está aumentado su potencial vitícola con la plantación este año de un viñedo de 6 hectáreas en la subzona Ribera do Ulla y un terreno de unas 8 hectáreas en el Valle de Salnés que plantará en 2023. En total sumará 20 hectáreas de albariño, la uva reina de Galicia.

Según Miguel Torres Maczassek, director general de Familia Torres: “a lo largo de estos diez años, hemos ido consolidando el proyecto de Rías Baixas, pensando en el territorio, su historia y tradiciones, convencidos del gran potencial de esta región y su proyección internacional. Con esta nueva bodega, podremos continuar creciendo de manera sostenible y respetuosa”.

Diez años de presencia en Galicia

La quinta generación de Familia Torres, Miguel y Mireia Torres, decidió implantarse en Rías Baixas después de iniciar los proyectos de Ribera del Duero y Rioja. En 2012, elaboró su primer vino de albariño 100% con el nombre de Pazo das Bruxas, que hoy se comercializa en más de 40 países.

En 2017, Familia Torres adquirió el Pazo Torre Penelas con sus 6 hectáreas de viñedo para elaborar un vino singular de larga crianza. El pazo, situado en el municipio de Portas, en Pontevedra, está catalogado como patrimonio histórico del s. XIV o XV y cuenta con los elementos típicamente paciegos como el hórreo, el palomar y la capilla. Entre sus propietarios, figuran personajes ilustres como el conquistador Ponce de León.

Al año siguiente, construyó una bodega de pequeñas dimensiones bajo la torre del pazo, en la que se instalaron innovadores depósitos ovoides de granito gallego para la vinificación y crianza de los vinos, con el objetivo de potenciar el origen del viñedo que crece en suelos graníticos y hacer un guiño a la viticultura ancestral, cuando el vino se elaboraba en lagares rupestres tallados directamente en la roca de granito.

La trayectoria de Familia Torres en Galicia culmina ahora con la adquisición de esta nueva bodega que le permitirá aumentar su capacidad productiva en Rías Baixas.

Deja tuComentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.